Cuéntame un poco sobre tus inicios

Soy graduado de la Escuela de Instructores de Arte Federico Engels en la especialidad de Artes Plásticas en el año 2006, pero la ilustración no estuvo en el programa de enseñanza, personalmente desconocía por completo esta especialidad. Hasta que, en 2008, por una cuestión económica, me acerco a la Editorial Cauce buscando algo que hacer y me proponen ilustrar un pequeñito, pero lindo proyecto, en blanco y negro, mi primer libro. Sin tener el mínimo de conocimientos sobre ilustrar, y no es que ahora sepa mucho más, creo que en este momento solo he ganado más práctica, inicié una carrera contrarreloj de dos semanas para aclarar dudas y entregar el encargo, carrera que nunca más terminó.

¿Qué es para ti ilustrar? ¿Cómo lo defines?

Llegué a una conclusión, ilustrar no es más que convertir sentimientos en forma de palabras a trazos en forma de sentimientos.

¿Ilustrar es buscar una forma de comunicar o de complementar?

Ilustrar debe ser eso siempre, comunicar, sugerir, complementar, debe provocar al menos una de estas reacciones o muchas más que estas, lo que nunca debe hacer es graficar literalmente lo que dice un texto, un libro no puede tener peor castigo. ¡El ilustrador debe exigirse!

Imagino que consumas mucha literatura infantil, ¿qué tipo de libros infantiles le gusta leer?

Me encanta la literatura infantil, sí, soy un voraz consumidor. Sobre todo, los libros álbum para primeras edades, hay un oficio inmenso detrás de muchos estos, no solo del ilustrador, el papel del diseñador y del autor en un trabajo conjunto se muestran como auténticas obras de arte.

¿Cuáles son tus ilustradores de referencia o aquellos que te inspiran?

Referencia o inspiración para mí es cualquier artista, desde grandes maestros hasta dibujos hechos por niños pequeños, mencionarlos es reducir la riqueza visual que encuentro a diario en las manos más insospechadas.

Yan, dentro y fuera de Cuba tienes una obra auténtica, con voz propia. ¿Buscas los estilos según el texto o te encuentran cuando los lees?

Nore, gracias. ¡Me alegra mucho oír lo que piensas! Cuando leo un libro, automáticamente, este me sugiere la visualidad, inconscientemente veo las imágenes, el color y el estilo de ilustración en los espacios en blanco. Gracias otra vez por poner nombre a una duda mía que me aclaras en la propia pregunta, los estilos me encuentran a mí, si yo los buscara, te aseguro que no los encontraría.

¿Qué herramientas de trabajo empleas, tradicionales o digitales?

Al principio trabajaba con técnicas tradicionales, aunque se me hacía difícil y aún se me hace conseguir los materiales, en cambio, las herramientas digitales me son más accesibles en este momento, así que solo trato de hacer lo que me gusta lo mejor que pueda con los medios que tengo a mi alcance.

¿Cuéntame de tu proceso creativo cuando comienzas un proyecto nuevo?

Esta pregunta nunca me la habían hecho, mi proceso creativo es algo raro, todo empieza cuando leo el texto, como te comenté, este me sugiere la visualidad que tendría, pero inevitablemente me sugiere también un estilo de música para escuchar mientras trabajo en ese proyecto específico, es vital que haga ambas cosas a la vez, si no, el resultado es completamente diferente, he terminado libros en los cuales he escuchado la misma melodía por horas semanas enteras.

¿Qué es lo que más fácil se te hace dibujar y lo que más te cuesta?

Soy un entusiasta de los desafíos. Trabajo bien bajo presión.

¿Se vería modificada una misma ilustración de acuerdo a la estación del año, de acuerdo a algún estado emotivo singular?

Sí, por supuesto, son demasiados los factores que influyen en el acabado de una imagen, desde una hora específica del día, un mes, una estación del año, un lugar, hasta factores internos propios como estados de ánimo. Realizar una misma imagen bajo diferentes circunstancias es un experimento que me gustaría realizar un día.

¿Qué supone ser padre, marca un antes y un después en el modo de ilustrar?

Sí, la paternidad marcó un antes y un después en mí, y mi trabajo como ilustrador también se llevó su buena parte (jajaja) . Ser padre supone, primero que nada, responsabilidad, un fuerte reajuste de costumbres, las prioridades también invierten por completo, pero la inspiración se duplica y nada hay en el mundo comparable con la felicidad que provoca escuchar a tu pequeña decirte «papá».

¿Además de tu faceta de ilustrador, escribes?

Me gustaría pensar que sí, que estoy escribiendo. Tengo varios proyectos en mente para los cuales escribí los textos.

¿Qué puede llegar a ser más importante, el lenguaje o las ilustraciones?

Creo que tanto el texto como las ilustraciones son vitales, incluso pudiendo prescindir del lenguaje en libros donde el peso de la narración recae solo en las imágenes, en el caso de estar presentes ambos, solo le resta merito al libro de manera general. El asunto está en que uno complemente al otro en función de un todo.

¿Has incursionado en diferentes ramas, ilustración editorial infantil, cómic, animación, storyboard, cómo has conseguido mimetizar esos lenguajes visuales manteniendo tu estilo?

De momento solo he ilustrado, no por falta de interés, todo lo contrario, el factor geográfico propone una mayor demanda de la ilustración, pero no descarto en un futuro cercano el cómic y la animación.

¿Has participado en inktober, el challenge anual que desafía a los ilustradores ?

Me encantaría participar en inktober, pero aún no lo hago.

¿En cuáles proyectos estás trabajando actualmente?

Actualmente llevo de la mano varios proyectos con editoriales en Cuba y en el extranjero, agradezco mucho a todos los autores que apoyan mi trabajo y me permiten hacer lo que me gusta.

¿Qué supone a nivel personal y profesional haber recibido en varias ocasiones el premio La Rosa Blanca?

Nore, te seré sincero, los reconocimientos siempre son positivos, y yo agradezco cada vez que he recibido un premio a cada jurado que así lo ha decidido por la importancia que tienen y las puertas que abren. Pero me alejo completamente de ellos, para eso me sirven, para olvidarlos por completo y concentrarme en buscar nuevas formas de hacer, tenerlos presente puede resultar útil si lo que quieres es quedarte en esa etapa pasada, es muy fácil acomodarse sobre lo ya hecho. Y odio eso y a esos.

Por último, un consejo para aquellos ilustradores que están dando sus primeros pasos.

La ilustración es una carrera de constancia y tiempo, si en verdad te gusta ilustrar, esto no supone un problema. La constancia vendrá acompañada de oficio.